Cristaloterapia: ¿curan los minerales?

Nos juntamos para escribir esta entrada Carlos (como especialista en biología y geología), Sophie (como especialista en medicina), Héctor (como especialista en psicología) y un servidor (dicen que como “especialista” en física) para hacer una breve crítica de la terapia con piedras.

¿Curan las piedras? Eso es lo que creen algunas personas al menos, que hay piedras que son capaces de curar. De hecho hay toda una disciplina que se encarga de estudiar cómo las piedras son capaces supuestamente de curar depresiones, problemas médicos o simples recaídas en el estado de ánimo. Esta disciplina recibe el nombre de Cristaloterapia. Para conocer un poco mejor lo que es podemos ver un vídeo aquí…

En el vídeo se dicen unas cuantas cosas interesantes a analizar. Está bien para saber qué es esto de la cristaloterapia, si alguien no lo conocía todavía. Me llama mucho la atención lo que aparece al principio del todo en el vídeo. Se dice que va a intervenir una psicoterapeuta corporal, que es licenciada en física cuántica. Ahí es nada.

Vamos a comentar brevemente esto de la cristaloterapia, si funciona, y si tiene sentido a la luz de la ciencia. Comencemos pues hablando de física…

¿Es verdad que nuestros cuerpos están rodeados de energía y que los minerales podrían influir en ella? Desde el punto de vista físico no tiene mucho sentido…

Es cierto que todo en el universo es energía, al fin y al cabo la célebre ecuación de Einstein E=mc2 relaciona la masa con ésta. Sin embargo es muy diferente decir esto a decir que los cristales son estupendos “transmisores, receptores y amplificadores de energía”. Si esto fuera posible, estaríamos ante unas baterías energéticas impresionantes, y yo hasta me atrevería a decir que todos los problemas energéticos mundiales se acabarían. Desgraciadamente la realidad es otra.

Las vibraciones a las que hace alusión el vídeo se producen en todos los materiales que existen. Cualquier cosa que tenga una temperatura mayor que el cero absoluto (-273,15 ºC) va a tener asociada una vibración que tiene que ver con su temperatura. Más temperatura, más energía, mayor frecuencia de vibración. En el caso de los cristales, que no son más que los sólidos con una red de átomos ordenada, existe una pseudopartícula encargada de transmitir la energía de estas vibraciones, que recibe el nombre de fonón. El fonón puede ser visto como un análogo al fotón, que en vez de transmitir energía electromagnética, simplemente transmite energía mecánica por el sólido y además lo caracteriza otorgándole una serie de propiedades, como las conductividades térmicas y eléctricas. Esta energía se transmite mediante vibraciones de la red cristalina que tienen frecuencias en el rango sonoro, de ahí el nombre de fonón.

Una propiedad de los fonones es que cuando pasan de un cristal (donde los átomos están ordenados) a un amorfo (sólido cuyos átomos no están ordenados) se difunden más rápidamente y por tanto su energía se dispersa por el sólido. Esto es justamente lo que ocurre cuando ponemos en contacto el cristal con nuestro cuerpo, de modo que si realmente fuera cierto que pudiéramos obtener algún tipo de energía del cristal, ésta se perdería rápidamente, lo que implica no poder “focalizarla” en una zona concreta del cuerpo, como dicen en el vídeo. Y es que el único intercambio de energía ocurre debido a la mayor conductividad térmica del cristal, y el resultado es que le cedemos energía térmica, de ahí que al tacto resulten fríos. No existen ningún intercambio más conocido, y mucho menos alguno que implique una curación. Ahora bien, si los cristaloterapeutas consideran que el intercambio térmico como una extracción de “energía negativa” felicidades para ellos, pero no tiene absolutamente ningún sentido físico.

Volviendo al vídeo, se comentan muchos términos curiosos como “desequilibrios energéticos o eléctricos” o “bloqueos energéticos” cuyos significados desconozco. No tengo ni idea de qué sucede si tienes un bloqueo energético, ya que no sé cómo la energía se puede “bloquear”. Y es que la energía no es una partícula, una onda, o algo tangible o intangible, es simplemente una magnitud física que se le asocia a un sistema para hacer ver que puede realizar un trabajo.  No tiene sentido hablar de que la energía se bloquea. Lo que sí podría tener un sentido físico es si sufrieras un desequilibrio eléctrico, pues tendrías una carga neta y por tanto irías dando chispazos a la gente (no los típicos calambres debido a la electricidad estática), de una forma parecida al personaje Blanka del popular juego Street Fighter, tal y como podemos ver en la imagen de la izquierda.

En fin, que en el vídeo, por mucho que ponga que interviene una “licenciada en física cuántica”, quien realmente interviene es una persona por lo visto sin conocimiento alguno, que si alguna vez supo algo de física lo olvidó todo junto con el principio de conservación de la energía. Es súper curioso cómo habla de “canalizar la energía” hacia el cuerpo sin decir de dónde viene esa energía. Es de suponer que del cristal no, o sería una fuente energética infinita.

Existen muchos más argumentos en contra de tan disparatada terapia como el por qué solo sirven los cristales tipo piedras preciosas como el cuarzo, cuando una viga de hierro o una espada son cristales igualmente. Y por cierto, aunque llamamos cristal al vidrio de las ventanas, realmente no lo es, es un sólido amorfo.

En definitiva, que físicamente no existe ningún mecanismo que nos explique la curación de un ser humano mediante la colocación de cristales sobre su cuerpo, y mucho menos con la curación a distancia, lo cual es una idea todavía más disparatada y que casi necesita un artículo aparte.

Desde el punto de vista biológico tampoco…

Ya hemos visto que desde el punto de vista de la física es imposible la curación de una persona por la transmisión de energía desde los cristales, pero es que desde el punto de vista biológico tampoco le podemos encontrar explicación. Sabemos que la energía pasa de unos compartimentos celulares a otros, mediante un montón de reacciones que se engloban en lo que llamamos el metabolismo. Así por ejemplo, el ATP (Adenosín trifosfato) es una molécula que se conoce como la “moneda energética de la célula” y para sintetizarla de forma rentable hacen falta complejas estructuras celulares como las mitocondrias y la intervención de muchas otras moléculas complejas. Dicho ATP se utilizará para llevar la energía a donde la célula la requiera, por ejemplo para mover estructuras como los flagelos o para que tengan lugar ciertas reacciones químicas. Ahora bien ¿qué estructuras, orgánulos o moléculas en continua reestructuración tienen las rocas y minerales para hacer estos intercambios de energía y que lleguen a los seres vivos produciendo curaciones y sanaciones…? Pues la respuesta es bien clara: NADA.

El buscar explicaciones biológicas a los supuestos efectos de los cristales es tan absurdo que me cuesta pensar que haya gente que se tome esto en serio. Veamos algunos ejemplos (Aquí mismo podéis leer un montón barbaridades como las que comentaré ahora mismo):

Leo en algunas webs cristaloterápicas que por ejemplo los cristales de ágata sirven para curar picaduras de insectos… ¡pero qué mecanismo usan estos cristales para ello! Como mucho notaremos alivio al ponernos una superficie lisa y fresquita sobre la picadura, pero más alivio sentiremos si nos ponemos un paquete de menestra congelada…

La amatista dicen que cura los trastornos de la menopausia… ¿qué guardan estos cristales en su interior? ¿células endocrinas? Los desajustes de la menopausia se pueden reajustar usando tratamientos hormonales por lo que parece que poco pueden hacer estas piedras…

La esmeralda dicen que cura los sentimientos de envidia… ¡claro! La envidia que sientes cuando se la ves a tu vecina y tú no tienes una…

La perla cuentan por ahí que cura el pesimismo, los sentimientos egoístas y ¡el escepticismo! ¡Toma ya! Como si el escepticismo fuera una enfermedad maligna que hay que erradicar… La caradura que pueden llegar a tener esta gente es impresionante.

Y así podríamos seguir con multitud de ejemplos a cada cual más delirante y menos coherente.

¿Y desde un punto de vista psicológico? ¿Tiene sentido este tipo de terapia?

La respuesta es que no. De hecho, para que nos hagamos una idea, las mismas personas que creen en el poder de las piedras muchas veces no tienen problema en creer también en la astrología o la numerología. Podemos encontrarnos con que algunas piedras están asociadas con determinados signos astrales o con un número en concreto. Y la astrología por ejemplo, está demostrado que no funciona, luego no tiene ningún sentido decir que a los aries les va mejor una determinada piedra u otra.

Desde un punto de vista psicológico se dice que las piedras tienen propiedades beneficiosas. De hecho en los manuales sobre la utilidad de las piedras podemos encontrarnos con que hay piedras por ejemplo para la depresión, para mejorar la memoria, estabilizar las emociones, predisponer a una persona hacia el amor, para conseguir que veas tus propios defectos y el camino para corregirlos, para recuperar la confianza en uno mismo… y así un largo etcétera. Parece como si las piedras pudieran ayudarnos a hacer todo tipo de psicoterapia.

¿Es esto cierto? ¿Realmente nos pueden ayudar las piedras en todas estas cuestiones? Por supuesto que no. Desde el punto de vista de la teoría psicológica no tiene ningún sentido hablar de psicoterapia con minerales. Si así fuera todo psicólogo tendría en su consulta un puñado de minerales para resolver  los problemas de sus pacientes. Pero lo cierto es que simplemente no sirven para nada en realidad. Como mucho podrán producir efecto placebo, y habría que verlo.

Desde un punto de vista psicológico, hablar de curar con minerales no tiene absolutamente ningún sentido. Hasta donde se conocen hoy día los diferentes trastornos psicológicos, en ningún caso se sospecha que la causa de los mismos pudiera estar en “desequilibrios energéticos”, y los remedios eficaces para tratarlos no tienen nada que ver con los cristales. Si por ejemplo queremos resolver problemas de ansiedad o depresión (dos de los problemas más frecuentes) podemos mejor acudir a intervenciones de eficacia demostrada. De hecho acabo de recibir hace poco una noticia de un meta-análisis sobre la eficacia del tratamiento psicológico breve para depresión y ansiedad en atención primaria, y resulta que la terapia breve muestra su eficacia para resolver estos dos problemas. Aunque no tan eficaz como la terapia más larga, por lo visto solamente con la incorporación de una intervención de pocas sesiones  se mejoran los problemas de ansiedad y depresión.

¿Y desde un punto de vista médico?

No hay ninguna evidencia científica acerca del poder curativo de las piedras. Se les atribuyen muchas propiedades no demostrables e incluso es posible observar cómo en distintos sitios se les achacan propiedades distintas y muy generales. Como mucho podrían tener utilidad como placebo.

¿Por qué puede parecer que los minerales curan?

Cuando alguien recurre a un remedio así es cuando está ya “desesperado” por la falta o aparente falta de curación por medio de la “Medicina oficial”. Eso lo saben muy bien los charlatanes, que se aprovechan del ciclo natural de la enfermedad. ¿Y cuál es ese ciclo y cuáles son sus fases? Cuando uno va a enfermar, siente unos pródromos o síntomas inespecíficos que avisan que la enfermedad va a ocurrir. A continuación padece la enfermedad propiamente dicha, con todos sus síntomas y signos. Esa enfermedad evoluciona hasta un punto máximo o álgido llamado acme, donde se manifiesta en toda su intensidad. A partir de ahí pueden ocurrir diversas cosas: que la enfermedad evolucione bien y cure sin más, que evolucione mal y cure con secuelas o que ocurra la muerte del enfermo.  En Medicina se intenta acortar el periodo de enfermedad y que la curación sea exitosa, sin muerte ni secuelas.

Dicho esto es sencillo comprender dónde atacan los charlatanes: te dicen “yo curaré lo que los médicos oficiales no pueden”… pero no te dicen que, simplemente, te están dando algo para crearte la ilusión de curación mientras la enfermedad remite por sí misma.

¿Y esto se lo cree la gente?

Sí, lo cierto es que hay gente que cree que las piedras realmente pueden curarnos. Esto es algo que puede tener consecuencias negativas.

Por ejemplo, en los jóvenes escolares todos estos temas esotéricos y misteriosos calan muy hondo, así cuando en las clases de educación secundaria se tratan temas geológicos centrados en minerales y rocas, hay un momento en el que se describen aspectos básicos y propiedades de un montón de tipos de minerales y rocas. A veces es a nivel teórico, usando libro de texto, guías e Internet y otras veces es a nivel práctico, en el laboratorio o en el aula, con ejemplares reales de rocas y minerales. Lo normal es que cuando se están describiendo, los mismos alumnos intervienen para resaltar las propiedades más características de cada ejemplar y cuando están hablando es normal que cuenten historias sobre minerales o rocas que ellos tienen, o han visto, o han oído por ahí… y aquí es donde sale a relucir su vena cristaloterápica, y, por ejemplo, cuando se habla del cuarzo, casi siempre hay alguno que salta diciendo que en casa tienen un gran cristal de cuarzo, que su madre o su padre compró en tal sitio, porque es bueno para las energías y los chakras…(¡¿?!) Es algo bastante habitual, por lo que en las clases se aprovechan estos momentos para introducir un poco de escepticismo y aclarar un poco estas ideas erróneas del alumnado. También es muy frecuente que muchos jóvenes, sobre todo chicas, tengan joyas como pulseritas, collares y sobre todo pendientes y anillos, de ámbar (o imitación del ámbar), o de cualquier otro fragmento de mineral translucido y de colorines, como la fluorita o el cuarzo, que piensan que les da suerte, o que cuidan como oro en paño porque llevan impregnada la energía vital de sus novios o novias, e incluso que les proporcionan energía para el estudio y les curan los estados de ansiedad, dolores de cabeza, estrés…

Resumiendo…

Que la cristaloterapia no tiene ningún sentido desde el punto de vista de la física, de la biología, de la psicología o la medicina. Que las piedras no sirven para curar vamos. Hay gente que puede llegar a creerse realmente que las piedras curan y esto puede traducirse a veces en consecuencias negativas para el usuario si se abandona por ejemplo un buen tratamiento en favor de las piedras, o si nunca se llega a buscar uno pensando que los cristales resolverán el problema.

Share

Sobre el Autor:

Físico de materiales, nacido en El Bierzo y adoptado en tierras asturianas y vascas durante su paso por la Universidad de Oviedo y la Universidad del País Vasco. [...]

43 Comentarios & 5 Trackbacks

  • Es que la conservación de la energía está sobrevalorada…xD

  • Interesante articulo, en una parte comentas que el tarot y la numerologia son falsos, podrias poner algunas paginas de referencia donde se desmienta esto o si es posible escribir algo sobre ello, de antemano se te agradece la info.

  • Me ha gustado mucho. Espero que no sea el último artículo colaborativo que hagáis.

    Mi más sincera enhorabuena a todos.

    Solamente una observación final: Sí que hay una piedra curativa o al menos que mitiga ciertas patologías, que se viene utilizando desde tiempo inmemorial. Se trata de una roca ígnea volcánica denominada pumita. Mi madre dice que le funciona muy bien para aliviar las durezas de los pies.

    Sí, pumita y piedra pómez es lo mismo.

    Saludos

  • @Stonet: No puedo estar más de acuerdo :mrgreen:

    @Rodrigo: El tarot y la numerología están bastante relacionados con la astrología. En este estupendo monográfico (es un poco extenso) se habla sobre el tema: http://www.escepticos.es/?q=node/75 Si necesitas algo más puedes pedirlo sin problemas.

    @Dani: Tienes toda la razón del mundo, pero lamentablemente para los cristaloterapeutas (menudo nombre…) para usar la pumita no sirve con ponerla cerca de los pies y que “su energía se canalice” hacia ellos. Hay que “rascar” con ella

  • cuidado la médico con decir que el ATP mueve flagelos. Si bien es cierto, sólo me vienen a la mente los espermatozoides como células humanas flageladas. Mejor que ponga como primer ejemplo las microvellosidades, que tienen una superficie de 70 m3 en el intestino.

    Un saludo

  • Lo cierto es que hay más piedras con utilidad real en nuestras vidas. Por ejemplo, los cristales de cloruro de sodio son estupendos para mejorar nuestras experiencias culinarias si bien en exceso pueden tener efectos hipertensivos.

    Añado que los cristales de cuarzo también sirven para curar la impuntualidad.

    • Menos mal que hay científicos con la mente abierta (no rota) porque sino no existiría internet.. Yo jamás he visto un bit … pero tienen energía y creo que aunque mi abuela no se lo creería gracias a eso que hace unas décadas no existía (y hoy si) ahora alicia ha podido preguntar algo interesante
      No hay mayor ciego que aquel que no quiere ver…. y no hay peor piedra (ya que estamos) que los corazones secos de esos ciegos que solo ven fastamadas (aunque a veces tengan razón) en “cosas que no se ven” pero se notan.
      Y ahora haré el cáculo para demostrar que soy humano jajaja !!! ej que !!!!

  • a mi mujer le regale un alótropo del carbono en su forma cristalina (diamante) y con el puesto se siente mejor persona, tendra algo que ver?

  • @Víctor & @jaime: Después de leer vuestros comentarios estoy por rehacer la entrada para decir que la cosa realmente funciona. Muy buenos!! :mrgreen:

  • @Wis_Alien: Yo también voto por cambiarla, esos comentarios me han hecho ver la luz xD

  • Genial, esta bueno el mensaje XD

  • Je je, muy buena la entrada. Bueno, os dejo otro “mineral” muy útil para la salud. La obsidiana, con el se fabrican los filos de bisturís extremadamente afilados (mucho más que los de acero). Este es como la pumita, no basta con ponerlo cerca del cuerpo, también hay que rascar.

    Saludos

  • Os sugiero un tema para darle sopas con honda: La ecobola esa de lavar. Es una esfera de plástico llena de piedras que, además, de vez en cuando hay que “poner al sol para que se recarguen de energía”. ¡Y se venden como churros, oiga.

  • @Clara: Uff, la ecobola es un timo más viejo que la orilla del río, y aún así la gente sigue comprándola. Es sorprendente. Te recomiendo esta entrada de Javier Armentia sobre el tema: http://javarm.blogalia.com/historias/62795

  • @Wis_Alien: Ya, esa es la cosa. Me regalaron una y no sabes la cara que se me quedó. Hice de tripas corazón y le dije que quería cambiarla porque, ya de entrada, la “información” de la caja estaba llena de chorrada sobre los puentes de hidrógeno. Y me juraba la regalante que ella había comprobado que lo dejaba todo superlimpio. Y ante tamaño acto de fe no hay química ni física que valga.

  • @Clara: Efectivamente queda limpia. Todo lo limpia que puede quedar la ropa al lavarla únicamente con agua. Para las manchas fuertes, al menos en la ecobola que he visto yo, te recomendaba echar detergente para “ayudar” al poder de la ecobola. De chiste, vaya.

  • Os habéis olvidado de los cristales del oxido de dihidrogeno, que también tienen numerosos usos demostrados.
    Eso sí, una vez más son peligrosos en grandes cantidades (pueden causar problemas de garganta, hundimientos del Titanic…).

  • Poderes curativos no sé, pero a mi vecino le cayó una piedra (de cantera) encima del pie y se lo hizo fosfatina…

  • Cristaloterapia. Si hablamos de este cristal

    http://es.wikipedia.org/wiki/Cristal_%28champ%C3%A1n%29

    Cura las penas. Ah! sale igual de precio que los otros tratamientos y revitaliza los chakas igualmente. Vamos, euforia total,

  • Muy buena y divertida entrada. Lo que más me ha gustado es lo de la piedra que cura el escepticismo. Muy bueno.

    Saludos.

  • Lo de la menestra congelada ha sido de traca, qué risas me he pegado, está muy bien (y se te da muy bien Wis) introducir de vez en cuando cierto sarcasmo y sentido del humor en un artículo.
    Y si el escepticismo es una enfermedad prefiero la fase aguda y crónica
    Buen artículo. Gracias Wis

  • @Víctor: Brillante!! jajaja sin embargo te falto mencionar el “CRISTAL” que afecta la ecuanimidad motora, linguistica y moral (vease Cerveza Cristal de Peru, chiste facil pero algo teniamos que comentar sobre esto…!)

  • @José Luis: Lo de la menestra hay que atribuírselo a Carlos Lobato, que fue él quién lo escribió. Es genial!!

  • Cuantas barbaridades he leído, el único mineral con propiedades fascinantes es el “unobtainium”

    Buena entrada chicos/a!

    Salud, y que vuestros “chakras” se “desbloquéen”.

  • Hola, Wis! Por fin he leído la entrada, cuánto tiempo sin entrar a tu blog! XDDDDDDD

    Yo, he de decir que el vídeo y las imágenes me han hecho sentir unos cuantos “WTF”, pero mirándolo, pienso… “jur, yo también quiero que me den un masaje a mí…!”

    Luego seguro que son las piedras lo que relaja. Ains…

    Un saludo!

  • Puedo entender la visión médica, biológica y física, pero no la psicológica.

    El uso de cristales o, lo que sea, una ramita de canelo, una fruta, cualquier objeto que se les ocurra puede ser utilizado perfectamente como parte de una terapia. Existe una dimensión socio-cultural que no es medible por ninguna de las ciencias mencionadas, y es real, tangible y fundamental en el diario vivir de las personas.

    Estoy de acuerdo que existe charlatanería respecto al tema, mas decir que “no sirven absolutamente de nada”, lo considero también charlatanería.

  • @Felipe: Hay una clara incoherencia en tu comentario. Si esa supuesta “dimensión socio-cultural” que mencionas es “real y tangible” entonces sí que puede ser tratada por la ciencia. El hecho de que la ciencia no cuente con ello implica que no tiene ningún tipo de validad, y por tanto ni es real ni tangible.

    Puedes considerarlo como charlatanería (la opinión de cada uno es libre), pero no aceptar la evidencia científica es un claro ejemplo de ignorancia.

  • @Wis_Alien:

    Estimado, dìgame: ¿Cómo mide la ciencia el amor entre las personas? ¿Cómo mide la ciencia la dimensión espiritual de las personas?

    Incluso dentro de la ciencia existe charlatanería, sobre todo en las ciencias médicas (donde me desempeño). No aceptar la evidencia cientìfica, puede considerarse como ignorancia. Aceptarla ciegamente, también lo sería, ¿o no?

    Existen dimensiones humanas que, ninguna ciencia puede medir. La visión que leo de usted es “si no se mide, no existe”. Y, nuevamente, le pregunto, ¿Cómo mide el amor o el odio? ¿Què herramienta mètrica posee? ¿Si no se mide, no existe?

    Cuidado con los juicios de ignorancia que emite…. Nuevamente, me parece que se dedica a ver sólo la dimensión fisiológica y biológica, desatiende conceptos humanos que, para una gran parte de los humanos es importante. Y no porque no tenga cómo medirlos, no existen. Existen, están en el diario vivir.

  • @Felipe: La ciencia no puede AÚN definir el amor entre dos personas, pero no entiendo qué tiene eso que ver con lo que estamos hablando. Nunca he negado que el amor, las emociones o los temas espirituales no sean reales.

    Efectivamente en las ciencias médicas hay mucha charlatanería y en el caso de la cristaloterapia aún más. No se puede decir que la aplicación de minerales en el cuerpo tiene un efecto cuando es imposible demostrar su existencia, y ni siquiera se puede explicar por qué ocurre dicho efecto (en caso de que fuera cierto que tienen efectos más allá del placebo).

  • El comentario de Felipe me parece muy interesante, no así como el resto, que ironizáis sobre los chakras y la energía. Me parece que antes de hablar tan fácil sobre ignorancia y charlatanería deberíais abriros un poco de miras (como se supone que debe hacer un buen “científico”) y conocer o hablar con algún maestro de Reiki u otra disciplina del control de la energía. Entonces quizás podáis tener una opinión más objetiva sobre los temas que intentáis abarcar, que a mi parecer tratáis con desatino y poco conocimiento.
    No lo toméis a mal, sólo intenta ser una crítica constructiva.

  • Tengo un amigo que tenía una molestia en el tobillo que le impedia caminar y le causaba dolor, pasó por más de 10 médicos “occidentales” y nada. Se lo curó un chino poniendole agujas Y MINERALES en unos puntos del cuerpo que transportan la energía corporal (meridianos), immedible e ilocalizable por la ciencia “occidental”…

    Meridianos:

    La energía corporal circula por trayectos específicos llamados meridianos, los que, en número de doce, se distribuyen simétricamente a cada lado del cuerpo. Seis de ellos son yin y seis yang:

    1.- Meridiano del Pulmón (P).

    2.- Meridiano del Intestino Grueso (IG).

    3.- Meridiano del Estómago (E).

    4.- Meridiano del Bazo-Páncreas (BP).

    S,- Meridiano del Corazón (C).

    6.- Meridiano del Intestino Delgado (ID).

    7.- Meridiano de la Vejiga (V),

    8.- Meridiano del Riñón (R).

    9.- Meridiano Circulación y Sexualidad (CS).

    10.- Meridiano Triple Calefactor (TC).

    11.- Meridiano de la Vesícula Biliar (VB).

    12.- Meridiano del Hígado (H).

    Creo que la energía de los cristales y la energía corporal en que los “charlatanes” dicen que influye no se puede medir todavía con nuestra ciencia occidental, por eso es un acto de fé… Por lo que algo podria tener que ver el rollo de la física cuantica que si no me equivoco demuestra que el comportamiento de la energía y la materia a unos deteminados niveles (subatomicos o algo así), no es tal y como se creía hasta ahora. (eso lo sabeis mejor vosotros)

    Por lo que yo creo que el artículo es muy acertado: los cristales no curan a nivel físico, biologico ni psicológico, pero sí a nivel energético (imperceptible – indemostrable); cuya curación o equilibrio se refleja en los otros niveles. Si crees en la energía, los meridianos y los chakras, puedes creer en la curación de los cristales; creer en la sabiduaría de más de 5000 años de experiencia de la medicina tradicional china o la india (ayurveda); los cuales no pueden demostrar la efectividad con material occidental, pero si lo han demostrado con resultados en personas durante todo este tiempo.

    Hoy en día, en nuestro paradigma occidental y material; los minerales no curan por que no se puede demostrar como curan. Pero eso no quiere decir a través de la energía no se pueda curar; ni que lo minerales no equilibren nuestras vibraciones imperceptibles / indetectables.

    El tema es abrir la mente a otras realidades y confiar en profesionales de un método de curación milenario (igual que confiamos en médicos “normales” sin saber medicina).

    Todo es abrir la mente a otras maneras de entender el mundo, la vida… Y SÍ, HOY POR HOY ES UN ACTO DE FE.
    Un acto de fe obligado por la avaricia (monetaria, ideológica y dogmática) de la medicina occidental.

    PD: Los medicamentos tampoco curan: http://www.cooperativa.cl/premio-nobel-de-quimica-las-farmaceuticas-no-quieren-que-la-gente-se-cure/prontus_nots/2011-08-26/134051.html

  • @alex, ignorante total: O tal vez, solo tal vez…..los medicamentos que se había tomado antes empezaron ha hacer efecto.

  • @alex, ignorante total: A ver si el día que te pongas malo de verdad tampoco tomas un medicamento “porque no cura”. Le harías un gran favor a la humanidad.

    • @Wis_Alien, eres todo amabilidad… Vigila un poco porque toda la rabia que llevas dentro te puede pasar factura algún dia… Gracias por abrir el debate así, pero una lástima tus maneras. A pesar de ello, al revés que tú, te deseo todo lo mejor para tu vida, que esté llena de salud.

      PD: El dia que me ponga malo de verdad lo último que haré será confiar mi salud a la Farmafia que impera en la actualidad…

      @Hector gracias, estoy totalmente de acuerdo con los motivos que os llevaron a escribir este artículo: “No existen evidencias, no tiene sentido a la luz de la ciencia y además existen alternativas mejores” es verdad total. És básico para el usuario poder encontrar todos los puntos de vista.. Muchas gracias por motivar el debate y abrir la mente y la capacidad crítica de las personas con esto sólo se gana, cuantas más opiniones mejor. Un Saludo!!

  • Tengo que decir que me ha sorprendido el articulo de Carlos, Sophie y Hector, es impresionante
    lo que os habeis esforzado para auto-combenceros. Tiene que ser frustante pasar
    por esta vida y no ver mas… que las paginas de unos cuantos libros y estudios, pero queridos “opinologos” (al fin y al cabo es lo que abunda en este planeta, cada uno con sus redes mentales) el conocimiento es algo que se adquiere con la formacion, con los estudios….bla bla bla
    pero te puedes pasar toda la vida estudiando, leyendo, asistiendo a seminarios y ect…. que nada de eso te servira en tu propia vida si no experimentas tu propio autoconocimiento. Que solo obtendras con tu propio trabajo y una gran MENTE ABIERTA, sin las limitaciones miedos y prejucios con los que crecen y viven.
    Al fin y al cabo toda esta sabiduria solo tiene siglos, heredada de grandes hombres de sabiduria y cultaras de las que ya podriamos a ver aprendido un poquito.
    Pero total yo solo soy una ignorante mas… o no

    • ¿¿Mente abierta?? Precisamente los científicos somos quienes más abierta tenemos la mente, ya que somos capaces de cambiar nuestra visión del mundo cuando se nos aportan pruebas. Esto no pueden decirlo los charlatanes que se dedican a vender humo a la gente, y que se llenan la boca diciendo que hay que tener la mente abierta. ¡Chorradas!

  • Por cierto Wis alien, hace muchos años que no tomo ningun medicamento, me trato con plantas naturales y otras terapias y para tu informacion ¡¿de donde crees que salen los medicamentos!? …..

    • Enhorabuena, has descubierto el secreto milenario de los medicamentos. ¡¡Que te den ya un premio Nobel!! Ya se que muchos salen de plantas, pero no todos. Así que, por tu propio bien, más te vale no coger algo que no se cure haciendo un té de hiervas.

      Y por cierto, yo también llevo años sin tomar nada más allá de ibuprofeno para el dolor de cabeza. No es algo fuera de lo normal.

  • Crees que un cancer es suficiente para pasar tu aprobación?

  • Yo sí que he probado shiatsu y otras historias de este tipo, así que mente abierta tengo. De hecho me estudié en su día un manual de shiatsu por curiosidad.

    Que tengamos mente abierta no quiere decir que no nos demos cuenta de que no existen evidencias de que esto de la cristaloterapia funcione. No existen evidencias, no tiene sentido a la luz de la ciencia y además existen alternativas mejores. Entonces creímos que estaba bien hacer una entrada diciéndolo. Así quien busca información sobre la cristaloterapia tendrá información crítica sobre el método también.

    Hace poco ha salido el informe de sanidad en España sobre la eficacia de las terapias alternativas. Como bien dicen en el informe, que no exista evidencia no quiere decir que no funcionen. Sin embargo no hay muchos estudios sobre este tipo de terapias.

    http://www.msps.es/novedades/docs/analisisSituacionTNatu.pdf

    Saludos

  • Si bien eso es el efecto placebo, también debo recordar que lo que antaño era calificado de brujería (por ejemplo, morirse las plantas en un determinado radio entorno a una roca), hoy se llama ciencia (ahora sabemos que esa roca es radioactiva y que es la radiación la que mata a las plantas colindantes, como afecta la radiación a la materia orgánica,…). Consecuentemente lo que hoy llamamos brujería, esoterismo, fantasmas, etc… quizá algún día sea ciencia.

    Sin ir más lejos, Isaac Newton no solo fue un grandísimo matemático, además escribió numerosas obras sobre alquimia y teología.

  • La pregunta que me hago es…¿se puede vender algo como que tiene un efecto cuando nadie ha demostrado que tenga tal efecto, sobre todo cuando se le asegura al cliente que ese efecto es real?¿O cuando menos se debiera advertir al cliente de que lo hacemos nadie ha podido demostrar o aclarar con pruebas que sirva para algo?

  • Hola:
    Lo primero felicidades, me encanta tu blog ahora que estoy de vacaciones y me pongo a leer antes de dormir con el ipad.

    Mi formación es ingeniería de minas en la especialidad de metalurgia y materiales además de trabajar en un museo de minerales.

    Al leer el hilo, por supuesto no creía que tuvieran propiedades mágicas pero tengo 2 casos curiosos uno resuelto por la cienciay el otro no doy con ello pero doy fe que es real y funciona.
    El primero es eso de que al coger el cuarzo con fuerza se siente fluir la energía….. No van desencaminados, el cuarzo en piezoelectrico, es decir con la presión, se polariza y aparece un pequeño voltaje, cosa que es indetectable por que nadie tiene tanta fuerza en la mano, pero si pudiera notaria algo…. En realidad lo que puede notar es que al estar más fresquito que sus 36 grados, le quita calor igual que si tocas otro objeto a menor temperatura.

    El segundo caso es con ámbar (resina fósil) que lo utilizan en collares para bebés cuando le salen los dientes y les alivia. No se sí es un efecto placebo o de que tipo con base científica pero con ámbar de verdad ( retinita, que es el original utilizado por los nórdicos y de dónde viene la tradición, cuidado que no os vendan imitaciones de plástico llamado polystyrol ) los niños notan alguna mejoría y no lloran tanto (testado por mi novia educadora infantil tras 13 años de tutora en escuela infantil) así que hasta que descubra el misterio tienen donde agarrarse los más exotéricos…..

    Un abrazo

No olvides compartir con nosotros tu opinión.